Una lámpara para Luis.

Esta lámpara de plástico rígido, está decorada con diferentes técnicas. 
La base está pintada a mano con acrílicas y lleva un remate, también en pintura, que imita puntadas en color marrón chocolate. 
La tulipa está decorada con papel de arroz, que adquiere un efecto muy bonito al encenderla. 
Tanto el oso como las letras son de gomaeva.
Lleva dos capas de barniz mate, para protegerla de la suciedad. 

Al encenderla, se aprecian las hebras del papel.

Las letras, en gomaeva texturizada, están cosidas a mano. 

El osito y su pajarita de fieltro.

El nombre del niño, en contraste con la luz de la lámpara.

Trío de marcos, ideales para colocarlos juntos o por separado. 
Los tres están decorados con pintura acrílica simulando efecto envejecido y dibujos de cartón muy rígido. 
Todos llevan una de las esquinas decorada con abalorios. 
Llevan dos capas de barniz y están lijados y encerados.

Plato de cristal, ideal para dejar pendientes, anillos, pulseras...
Está pintado a mano y decorado con la técnica del decoupage. 
Se puede personalizar con cualquier frase, nombre o pensamiento.



Esta vela de color crema y forma rectangular, está decorada con lazos de diferentes texturas, pintura imitando hilo y un corazón de rosas.



Este pequeño joyero de madera, de forma semi circular, está pintado a mano con pintura acrílica y decorado con una servilleta, utilizando la técnica del decoupage.
Los laterales están pintados de manera que imiten puntadas de hilo marrón. 
El interior, también pintado a mano, lleva escrita una frase, en este caso muy apropiada para el día de la madre.
La cajita está barnizada con doble capa, lijada y encerada y lleva una base de fieltro.

Un regalo para mamá.



Se acerca el día de la madre, una bonita fecha que hay que celebrar... ¿qué mejor manera para hacerlo que con un regalo muy especial?
Ésta sólo es una idea de un conjunto compuesto por una plato de cristal, un pequeño joyero y una vela, todo hecho a juego.
Os iré hablando de cada cosa por separado y con mayor detalle.


Cajita a rayas.


Esta pequeña caja de madera está pintada a mano, utilizando diferentes colores para las rayas y el interior. 
La parte de cristal de la tapa está decorada con papel de arroz, lo que le da un toque especial y evita que se vea el contenido. 
Lleva dos capas de barniz y está lijada y encerada, para que sea suave al tacto. 
La parte inferior está cubierta con fieltro, para que no haga ruido al apoyarla y se pueda mover con mayor delicadeza.




Caja de margaritas.

Caja realizada en madera de barca, muy ligera y suave al tacto. 
La base está pintada con acrílicas diluidas en agua y lleva dos capas de barniz, así como una tapa de fieltro en la parte inferior. 
La tapa está decorada con servilletas, tanto por arriba como por los laterales, y lleva un detalle de rafia con una mariquita de madera. Igualmente, está barnizada, lijada y encerada.

Paragüero.

Paragüero de madera maciza, pintado con acrílicas disueltas para que se vea la veta de la madera. 
Lleva toques dorados en el borde superior y en las esquinas inferiores. 
El dibujo está aplicado con la técnica del decoupage.

El baúl de Aruna.

Baúl de madera maciza, pintado con acrílicas y decorado con dibujos infantiles. 
El nombre está escrito con letras de gomaeva a las que he aplicado calor con la plancha. 
Lleva herrajes de metal, así como asas para que sea más fácil moverlo.

El álbum de Ixone.


video

Este álbum empecé a hacerlo cuando me quedé embarazada de Ixone, mi hija. 
Originalmente las tapas eran de color marrón y sólo tenía 10 páginas en su interior. 
Decidí "tapizarlo" con una tela infantil, poniendo guata entre las tapas y la tela, para que quedase un poco acolchado. Con el tiempo fui añadiéndole páginas y un lazo para poder cerrarlo, ya que al final ha quedado bastante gordito. 
El interior lo he ido haciendo muy poco a poco, mientras mi bichito crecía. 
Los materiales para el "scrapbooking" son muy variados y relativamente sencillos de encontrar en tiendas de manualidades, pero yo decidí utilizar pegatinas, cromos, lazos, abalorios... y cualquier cosa que encontrase y tuviese potencial. 
Los fondos de cada página están hechos con papel de regalo recortado, ya que era una alternativa muchísimo más barata que la de comprar papel preparado para este tipo de álbumes.
Cada doble página lleva una media de 3 horas de trabajo, entre preparar las fotos, pensar el diseño, decorarlo y darle los toques finales. 
Lo más importante: hacerlo con mucho amor :)

Este broche de tonos lila y gris está realizado totalmente a mano. La base es de fieltro y lleva detalles de metal, tela y gasa. 
Lleva un "alfiler" de seguridad para que no se abra una vez que esté colocado en la ropa.



Conjunto de aviones.


Este conjunto de espejo y marco de fotos está decorado con aviones.
Las dos piezas son de madera maciza y están pintadas a mano con acrílicas, barnizadas, lijadas y enceradas. 
Los aviones son de gomaeva y están en relieve.

Mini cajas de cartón.

Cajitas de cartón, decoradas de manera individual con diferentes materiales y motivos. 
He utilizado desde estaño repujado a flores de fieltro, pasando por confeti metalizado, gomaeva y cartulina.




Pollitos y señores.




A veces no hacen falta materiales caros o complicados de localizar para hacer manualidades divertidas y resultonas. 

Con dos huevos kinder, un poco de gomaeva (cartulina también serviría), pelo y unos ojos, conseguimos un pollito y un señor de lo más simpáticos.

Sirven como cajitas guarda cosas o, simplemente, para jugar con ellos. 

Y son ideales para hacer con niños.

Caja de girasoles.


Caja de metal para galletas, decorada con servilletas y con pintura acrílica. Para que no se estropee con el uso, lleva 3 capas de barniz satinado.

Mini baúl.


Mini baúl de madera pintado en tonos marrones y dorados, con detalles metálicos en los laterales.

Seguidores